Tecnología

Será muy importante saber "a dónde se quiere llegar" para iniciar el proyecto utilizando el lenguaje de programación adecuado. Para aquellas páginas con contenido estático (que no se actualizan) lo ideal es el HTML; en cambio, aquellas que requieren cambios constantes deberán estar programadas utilizando lenguajes más potentes, como PHP, Java, ASP...

El usuario acabará siendo nuestro "cliente", ya sea consumiendo información, servicios o comprando productos. Esto implica definir desde un principio qué trato se le va a dar: ¿registro obligatorio?, ¿beneficios para usuarios registrados?, ¿se necesita una fidelización?, ¿se le deberán mostrar páginas personalizadas?, ¿tendrá un área privada?... Todas estas cuestiones hará que nos decantemos por un "tipo de plataforma" o otra.

Otro aspecto que nos podrá dar mucha información son las estadísticas de acceso a nuestro sitio web, que nos proporcionarán un feedback muy importante sobre nuestro target y nos ayudarán a tomar decisiones. Es imposible crear una web de éxito a ciegas.

Antes de empezar a programar será necesario tener definidos los recursos tecnológicos y económicos. El proceso de diseño no consiste en programar "sobre la marcha"; un proyecto sólido y sin futuras carencias suele nacer sobre papel.