Enlaces internos

Los enlaces internos son aquellos que apuntan a un lugar dentro de la misma página. De esta forma, el visitante podrá navegar de forma rápida y acceder rápidamente a las diferentes secciones de la misma.

Se utilizan cuando una misma página es tan extensa que es difícil acceder con facilidad a sus contenidos (Wikipedia es un ejemplo).

Para crear un vínculo de este tipo es necesario, aparte del enlace de origen propiamente dicho, un segundo enlace que será colocado en el destino.

A modo de ejemplo:

1.- Será necesario fijar el punto de la página al cuál va a ir el enlace (destino). Para ello se usará la siguiente etiqueta:
<a name="enlaces-internos"> </a>

2.- Además deberá definirse el punto (orige) que nos lleve a ese destino ya creado:
<a href="#enlaces-internos">ir abajo</a>

El corchete (#) indica al navegador que el enlace apunta a una sección/párrafo/parte de la misma página.

Estos vínculos son poco utilizados: es más óptimo mostrar la información justa en cada una de las páginas (mejorando así los tiempos de carga y evitando condensar la información en un solo archivo).